Criminales reconvertidos en modelos

Guardar

Los menos agraciados pueden probar en la política

Hubo una temporada en la que las redes sociales se volcaban con las fotos de presos atractivos. El caso más famoso fue el de Jeremy Meeks, que fue conocido en la red como “el preso más guapo del mundo”. Ahora, después de cumplir su condena, este ex convicto ha empezado su carrera como modelo.

Hace un par de meses que Jeremy Meeks salió de la cárcel y al contrario que otros ex presidiarios, él no ha tardado en encontrar trabajo. El preso más guapo del mundo se estrenó ayer como modelo en la Semana de la Moda de Nueva York, de mano de la firma Philipp Plein.

Jeremy ha debutado en una de las pasarelas más importantes del mundo llevando una colección de estilo urbano, con abrigos de pelo sintético, bombers acolchadas y una estilosa combinación de negro con rojos y metalizados. ¿Despegará la carrera de Jeremy Meeks y con ella la tendencia de convertir a los presos en modelos?

1
voto
0
shares